Entradas de la etiqueta: Irlanda

Ideas y consejos para visitar Dublín en un fin de semana

Puerto de Dublín

Puerto de Dublín (Foto: A Ryan / Flickr)

Irlanda es un destino al alcance de todos los españoles, con buenas conexiones entre las principales ciudades irlandesas con distintos puntos de España. Si estás pensando en visitar su capital, aquí te proponemos un buen plan pasar un fin de semana en Dublín. Dublín es una ciudad histórica y a la vez contemporánea, con una gran vida cultural, con modernas universidades y múltiples centros artísticos. Además, es la ciudad más poblada del país, y su principal centro administrativo, donde se concentra la mayor parte de su economía y su tejido industrial.

Los atractivos de Dublín son innumerables, pero hemos conseguido desarrollar un programa de 3 días que te permitirá ver todos los sitios que hay que ver si visitas esta ciudad.

Leer más »

Trucos y consejos para visitar Dublín en un fin de semana

Trucos y consejos para visitar Dublín en un fin de semana

Trucos y consejos para visitar Dublín en un fin de semana (dr as / Flickr)

Dublín es una ciudad histórica y a la vez contemporánea, con una gran vida cultural, con modernas universidades y múltiples centros artísticos. Además, es la ciudad más poblada del país, y su principal centro administrativo, donde se concentra la mayor parte de su economía y su tejido industrial.

Los atractivos de Dublín son innumerables, pero este programa de 3 días te permitirá ver todos los sitios que hay que ver si visitas esta ciudad.

Leer más »

Ruta literaria en Dublín

Oscar Wilde Dublin

Dublín es una ciudad de gran tradición literaria, y eso se aprecia en cada rincón. Parques y pubs, calles y museos, esconden historias y recuerdos de los escritores que aquí nacieron, vivieron o se inspiraron. Y es que los libros y la literatura han sido uno de los campos en los que destaca Irlanda, que con cuatro premios Nobel ha dado a las letras nombres como Jonathan Swift, Oscar Wilde, James Joyce o Bernard Shaw, entre otros, además de artistas plásticos de fama universal como Francis Bacon. Hoy proponemos una ruta abierta, para realizar en uno o varios días, con paradas para que marquéis en vuestros planos si es que estáis preparando una visita a la ciudad y queréis toparos con estas citas relevantes de una ruta literaria en Dublín.

Leer más »

6 cosas que debes saber si viajas a Irlanda

Hoy nos gustaría contaros un poco sobre los orígenes, la historia, las tradiciones y la personalidad de este encantador país del que sin duda quedarás perdidamente enamorado. Antes de comenzar un viaje siempre es bueno los rasgos más característicos del lugar a visitar. Así que, por si eres curioso, a continuación te resumimos un poco de información interesante para viajar a Irlanda.

1. La Influencia Celta

  • Los celtas fueron los primeros pobladores de Irlanda, una isla repleta de olmos en aquel entonces.
  • Los celtas eran politeístas y adoraban al Sol, al árbol, al fuego y al agua.
  • Para los celtas el círculo era un símbolo de fuerza. En el se unían las energías del Sol y de la Luna en un centro megalítico.
  • Los celtas creen en los seres que no se pueden ver: hadas, ninfas, duendes, leprechaun.
  • Los celtas fueron pioneros en el arte de la cocción echando carne de cordero dentro de un agujero en la tierra con agua hirviendo. Este es el origen del Irish Stew, el famoso estofado irlandés.
  • Los celtas dejaban un pequeño fuego encendido en sus ventanas por la noche para señalizar que si pasabas por allí eras bienvenido y nunca te faltaría un trozo de pan ni un trago de leche. Son los orígenes de la famosa hospitalidad irlandesa. (Hoy en día aún podrás ver encendidas las lámparas de las casas durante la noche)

2. La Influencia vikinga

  • Saint Patrick llega capturado por los vikingos y evangeliza Irlanda. Para explicar la santísima trinidad se apoyó en un trébol que con el tiempo se convertiría en símbolo nacional.
  • Saint Patrick mezcla su catolicismo con las tradiciones paganas para conseguir la aceptación de los lugareños. Utiliza dos piedras para formar una cruz y la mezcla con el círculo megalítico celta para crear la cruz celta.
  • Los vikingos llegan a Irlanda por el río Liffey. Al excavar alrededor de su desembocadura aparece carbón, por lo que a este lugar lo bautizarían como Dublin, que significa pozo negro de carbón.
  • Los vikingos dividen Irlanda en 4 provincias, que hoy siguen existiendo y son: Munster, Leinster, Ulster y Connacht.
  • Los vikingos traen el Arpa, hoy en día símbolo de Irlanda. (Observa las monedas de 2 euros representativas de Irlanda)
  • Los vikingos traen consiguo el trueque, que mayoritariamente es realizado con los monjes.

3. La Invasión Británica

  • Ocupan la isla desplazando a los vikingos y ya no la abandonarían hasta la independencia de la República de Irlanda.
  • Durante más de 700 años los británicos lo roban todo (la tierra, sus recursos) y convierten al irlandés en ciudadanos de segunda clase, sin permiso para disfrutar de sus tradiciones (música, lengua, deportes, religión)
  • En Galway podrás comprobar que el Campanario de San Nicolás sólo tiene reloj en 3 de sus caras. En la cuarta cara sacaron el reloj ya que era la que enfocaba hacia el lugar en el que normalmente se situaban los irlandeses. De ahí viene el dicho de “No te doy ni la hora”.
  • Intuyendo que los irlandeses tarde o temprano reclamarían la independencia, los británicos comienzan la denominada Plantación del Ulster, enviando escoceses y galeses hacia el Norte de la Isla. Les regalan tierras a cambio de poblar el territorio.
  • Entre 1845 y 1849 se produce la célebre y catastrófica etapa conocida como La Gran Hambruna Irlandesa. Un hongo destruyó durante años las plantaciones de patata, matando de hambre a más de 2 millones de personas y obligando a millares de personas a emigrar (mayoritariamente a Estados Unidos, Australia o Canadá).
  • En 1822 Daniel O’Connell empieza a gestar la idea de la independencia en el condado de Kerry, propagándola posteriormente por el condado de Cork. En la actualidad una de las calles principales de Dublin se llama O’Connell Street en su honor. Cork sigue siendo un condado conocido por su enorme sentimiento republicano.

4. La República de Irlanda

  • En 1916 comienza la revolución contra la invasión británica. El 24 de Abril se disputa una famosa batalla frente a la Oficina de Correos que se encuentra en O’Connell Street. Hoy en día aún puedes observar los agujeros de bala en sus paredes.
  • Eamon de Valera, descendiente de españoles y que se convertiría en el primer presidente de la República de Irlanda, envía a Michael Collins a Inglaterra para negociar el fin de la guerra de independencia y el fin de la invasión británica.
  • Michael Collins sólo consigue la paz con la condición de renunciar a la parte Norte de la isla (¿recuerdas lo de la Plantación del Ulster?). Nace así Irlanda del Norte, que seguiría perteneciendo a la corona británica.
  • Entre los republicanos se crea una división entre los que prefieren aceptar el sacrificio y los que se niegan a aceptar la renuncia al territorio del Ulster. Se produce una guerra civil que vencerían los partidarios de aceptar el tratado. Los perdedores son tratados como disidentes. Es el nacimiento del IRA (Irish Republican Army), el Ejército Republicano Irlandés.
  • Una vez lograda la paz, el trabajador irlandés pasa a ser propietario y se vuelve elitista, empezando a copiar algunas costumbres británicas y francesas (teatro, círculos literarios, arquitectura). Aun y así la mayor parte de la población se sigue dedicando a la ganadería y a la agricultura.

5. Economía

  • Con la entrada en la Unión Europea los irlandeses dejan de ser simples campesinos. Hoy en día Irlanda es el primer productor mundial de microchips.
  • La población aproximada de Irlanda es de 4’5 millones de habitantes, de los cuales 1’5 millones se concentran en Dublin.
  • Tecnología y farmacia son los sectores más extendidos en Irlanda actualmente (en Limerick se fabrica la Viagra)
  • Irlanda no produce vino, pero en los supermercados podrás encontrar botellas procedentes de todos los rincones del mundo (Chile, Argentina, California, España, Francia, Italia, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica)
  • Los precios en Irlanda son bastante más altos que en el resto de países de Europa.
  • En Irlanda se producen 52 tipos de patata. ¿entiendes ahora por qué la encontrarás en casi todos los platos?
  • El condado de Cork es también conocido como el Valle del Oro, ya que produce manzana, cereales y whisky.
  • El sueldo mínimo en Irlanda es de 8’65 euros por hora, de los más altos de la Unión Europea (6’50 euros en España y 4’20 euros en Portugal, para que tengas una referencia).
  • La principal fuente de energía de Irlanda es la Turba. Se forma con los sedimentos de los lagos y al secarse se convierte en un carbón vegetal. Se utiliza tanto para el uso doméstico como para la industria.
  • La energía hidráulica y la eólica también tienen presencia importante en Irlanda.
  • Irlanda no quiere saber nada de la energía nuclear.

6. Cultura y tradición

  • Irlanda tiene 4 Premios Nobel de Literatura (William Butler Yeats, George Bernard Shaw, Samuel Beckett y Seamus Heaney).
  • Irlanda es un país muy musical, con numerosos artistas mundialmente populares: U2, The Cramberries, Sinead O’Connor, The Coors, Enya, Bob Geldof, Rory Gallagher, Phil Lynott, Aslan, Christie Moore (Para tratarse de un país tan pequeño la cantidad de músicos exitosos es importante)
  •  EIRE significa Irlanda en gaélico. El nombre fue acuñado en 1922.
  • En 1972 Boby Sand muere tras una huelga de hambre que lleva a cabo tras ser encarcelado y humillado por los británicos en Belfast. Se convierte así en un símbolo para los republicanos que siguen reclamando a los británicos los territorios del Ulster y la unificación de Irlanda. Hay dos películas que te recomiendo para comprender mejor los sucesos durante este periodo: The Hunger y En el Nombre del Padre.
  • Irlanda es un país bastante plano, sin ninguna montaña que supere los mil metros de altura.
  • Los idiomas oficiales de Irlanda son el Gaélico y el Inglés.
  • El clima en Irlanda es duro (lluvia y viento durante la mayor parte del año), por lo que los pubs se convierten en el principal lugar de reunión.
  • En Irlanda es muy importante el sentido del humor. Reírse de todos y de todo es una constante. Si entre pinta y pinta percibes que alguien se está riendo de tí durante una conversación, no te sientas ofendido. Se trata del popular Slagging, que no es más que reírse de los demás y, si hace falta, de uno mismo.

Si has sido capaz de llegar hasta aquí está claro que eres un auténtico campeón. ¡Felicidades!, Ahora mismo te puedes considerar un experto a cerca de la idiosincrasia de este simpático país.

Esperamos que hayas disfrutado leyendo toda esta información interesante para viajar a Irlanda.

Leído en Viajablog

10 cárceles para disfrutar entre rejas

Prisión de Alcatraz, San Francisco

Prisión de Alcatraz, San Francisco, California

Una ruta por una prisión en desuso es una experiencia quizá algo retorcida pero enriquecedora. Las hay para todos los gustos: en una isla, de auténtico lujo, con actividad paranormal, con presos ilustres en sus registros…

Turismo penitenciario. De primeras, suena más que raro. Sin embargo, gracias al interés creciente de la demanda, este modelo de turismo se ha hecho fuerte en nuestros días. Una temática escabrosa unida a un lugar siniestro sirve de aliciente para instalaciones que ahora tienen una segunda vida gracias a un público cuya curiosidad resulta histórica y morbosa a partes iguales.

Hay prisiones para todos los gustos: en una isla, de auténtico lujo, con actividad paranormal, con presos ilustres en sus registros, con tours ilegales e, incluso, reconvertidas en lugares perfectos para celebrar una boda. Lo que está claro es que los muros de las prisiones son fuente de interesantes historias, aunque éstas no sean muy optimistas.

1. Alcatraz (San Francisco, California)

‘La Roca’ es la prisión más famosa del mundo. Operativa como cárcel entre 1934 y 1963, dos anécdotas han logrado convertirla en mito. Una es que uno de sus inquilinos fue el mismísimo Al Capone y la otra es que nadie ha logrado escapar de ella.Su ubicación en medio de las aguas del Pacífico, disuadió a los reos, y los 36 que lo intentaron a lo largo de sus 30 años de actividad fueron capturados de nuevo, murieron a balazos o se ahogaron en las frías aguas de la bahía de San Francisco.

Si tienes pensado visitar Alcatraz, reserva con antelación porque es un atractivo turístico muy solicitado y solo hay una empresa de ferries que hace el trayecto entre la cárcel y el muelle 33 del embarcadero, el ‘Fisherman’s Wharf’. Los tours incluyen el trayecto de ida y vuelta, un folleto informativo y una audioguía -disponible en español-. Para ir abriendo boca, no te pierdas la película ‘Fuga de Alcatraz’, con Clint Eastwood.

Seguir leyendo y conocer más cárceles…

Si te gusta este artículo, ¡compártelo!
Y si quieres estar al tanto de las propuestas que te presentamos… suscríbete al Boletín Navartur

Castillos de Irlanda

Trim Castle, Irlanda

Trim Castle, Irlanda

Irlanda, rodeada por el indómito Océano Atlántico y por el oscuro Mar Céltico, y envuelta en mitos y leyendas recordadas por grandes de la literatura universal oriundos del país como Oscar Wilde o James Joyce, se presenta en el imaginario del viajero por sus entrañables sitios antiguos, sus verdes paisajes y la majestuosa costa que la caracteriza.

De ese decorado de ensueño surgen, como majestuosos monumentos del pasado, infinidad de castillos y ruinas, rindiendo homenaje a los habitantes de otros tiempos.

Estas edificaciones del pasado, en su mayoría de madera y piedra, encierran no solo sus propios secretos, sino la historia misma de Irlanda.

Frank O’Connor, uno de los grandes escritores irlandeses, recordó alguna vez: “Haría falta más de una vida entera para descubrir la razón de todas las ruinas de Irlanda, pero desde luego es un ameno viaje el intentar solamente aprender un poco de todo lo que vemos”.

Uno de los castillos más perdurables en la memoria es el Trim Castle, ubicado en el condado de Meath (Castle St., Trim, Co. Meath, Tel: +353 46 948 3000). Considerado como uno de los más grandes, imponentes y majestuosos de Irlanda, este monumento infranqueable de piedra sirvió de defensa para que los anglo-normandos se defendieran de los “peligrosos nativos”.

Según las tradiciones del lugar, los potenciales invasores eran espantados con agua hirviendo, alquitrán, flechas, piedras y otras armas de destrucción que eran lanzadas desde las torretas.

Ocupa una superficie total de unos 30,000 metros cuadrados, lo que hace de él el mayor castillo de Irlanda, a la vez que se trata del mayor complejo arquitectónico de la llamada arquitectura normanda en toda Europa. Fue construido por Hugo de Lacy y su hijo Walter de Lacy.

En el condado de Antrim, en Irlanda del Norte, se encuentra el Castillo de Dunluce (87 Dunluce Rd., Bushmills, County Antrim BT57 8UY). Imponente ya que aparece desde un espectacular peñasco que corona la fortificación. El Castillo de Dunluce fue originalmente ocupado por la familia MacQuillan y posteriormente por los MacDonnells, para después ser tomado por los ingleses en el siglo XVI. Fue construido en el medioevo y sirvió de inspiración para que Cair Paravel creara su famoso castillo de Las crónicas de Narnia.

Seguir leyendo sobre los castillos de Irlanda…

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Y si quieres estar al tanto de las propuestas que te presentamos… suscríbete al Boletín Navartur

Las iglesias que no puedes perderte en Dublín

Las iglesias que no puedes perderte en Dublín

St Patricks Cathedral Dublin

Dublín es una ciudad que, con el clima a favor, invita a recorrer sus calles y barrios para sumergirse en su vorágine cotidiana, pero también detenerse en sus lugares emblemáticos para conocerlos. Estas son algunas de las iglesias que no puedes perderte en Dublín.

Y digo algunas, porque hay muchas y no todas las pude conocer, pero si tuviera que escoger algunas imprescindibles, el listado sería el que sigue. Incluso, alguna de ellas ha sido reconvertida y en ella ya no se escuchan misas sino que se puede tomar un café y comprar souvenirs (bueno, esto también se puede hacer en otras…).

Catedral de San Patricio

Volveremos sobre esta iglesia dedicada al patrono de Irlanda, Saint Patrick’s Cathedral. Es la mayor de las dos catedrales de la Iglesia de Irlanda. Se construyó junto a un pozo en el que según cuenta la leyenda San Patricio bautizaba a aquellos paganos que se convertían al cristianismo.

Originalmente la catedral era una simple iglesia de madera construida el siglo V en honor a San Patricio. Fue en el siglo XII cuando la iglesia fue reconstruida en piedra. La catedral actual se construyó en el año 1200 y se finalizó en el 1270.

En los años posteriores, se han realizado una gran cantidad de renovaciones, pero se ha logrado preservar la pureza histórica del edificio. La colosal torre oeste, que fue construida en 1370, cuenta con uno de los carillones más grandes de Irlanda.

Hoy día es una delicia pasear o descansar por el parque que hay junto a ella, sobre todo, para esperar si te quedas en la puerta porque hay un oficio y se puede entrar a visitarla. Hay que asegurarse de los horarios de visita (de pago, 5’50 euros, incluida en el Dublin Pass).

Christ Church Dublin

Catedral Christ Church

La Catedral Christ Church, también conocida la Catedral de la Santísima Trinidad (Cathedral of the Most Holy Trinity) es la más antigua de las dos catedrales protestantes de Dublín (junto a la de San Patricio).

Aunque pude pasear por su exterior en varias ocasiones, y asistir atónita al inmenso repicar de sus 19 espléndidas campanas que anunciaban misa, no tuve la posibilidad de visitarla en su interior, y no será porque no lo intentamos. Pero los horarios de visita de los días festivos son muy escuetos.

Esta catedral también comenzó siendo un pequeño templo de madera creado por el rey vikingo Sitric en el año 1038. Posteriormente, en el siglo XII comenzó la construcción de la actual iglesia de piedra. La catedral fue restaurada en su práctica totalidad en el siglo XIX y, aunque se trató de conservar al máximo su aspecto medieval, la iglesia sufrió muchos cambios.

Bajo la iglesia se sitúa una enorme cripta del siglo XII que constituye la estructura más antigua de Dublín que aún se mantiene en pie. En ella se pueden ver algunas exposiciones además de tomar algo en una cafetería que sorprende al visitante.

De su exterior destaca un pequeño puente, construido en 1870, que comunica la catedral con Synod Hall, el lugar en el que se encuentra el museo de exposiciones vikingas de “Dublinia“, otra de nuestras asignaturas pendientes en Dublín.

Iglesia de San Michan

La Iglesia de San Michan se fundó alrededor en el siglo XI como capilla para la colonia danesa que se asentaba en este territorio. Durante alrededor de cinco siglos fue la única iglesia que existió en la orilla norte del río Liffey y en la actualidad es la única que queda de origen vikingo a este lado del río.

La iglesia fue reconstruida por completo en 1685 otorgándole su apariencia actual. Su fachada es sobria, su interior humilde, y es bastante pequeña. Destaca el órgano tallado en madera fina, uno de los mas más antiguos de Dublín (1724). No obstante, hay algo que hace a esta iglesia más peculiar y capaz de inspirar a Bram Stoker para escribir su célebre “Drácula”.

El punto más importante de la Iglesia de San Michan está debajo del suelo. A lo largo de los túneles de piedra de la cripta se reparten numerosas cámaras funerarias. La peculiaridad es que los ataúdes de los difuntos están abiertos y se puede ver los restos humanos totalmente semi-momificados y arenosos.

Entre las momias destacan la de una monja con 400 años de antigüedad, la de un hombre al que le faltan las manos (probablemente un ladrón) y los pies o la de un cruzado al que se le partió en dos para que entrara en el ataúd… ¿No da escalofríos?

La entrada a esta iglesia es gratis y se pueden hacer visitas guiadas por 3’5 euros.

Oficina turismo

La iglesia se Saint Andrew, Oficina de Turismo

Esta no será la iglesia más bonita que conozco, pero sin duda sí es una Oficina de Turismo impresionante. Si deseas tener la información más completa, coger mapas y folletos, comprar tus pases para transportes y visitar la ciudad, tomarte un café o llevarte algún souvenir, te recomiendo que lo hagas en la Oficina de Turismo de la calle Suffolk, ubicada en la antes iglesia de Saint Andrew.

El edificio actual se construyó en 1860, cuando la antigua iglesia de 1665 se quemó. La iglesia fue restaurada y adquirida por el Ayuntamiento recientemente, que la ha convertido muy acertadamente en Oficina de Información turística de la ciudad, con una cafetería en la segunda planta (y acceso a wifi gratis, todo hay que decirlo, ya que no era fácil en Dublín encontrar una conexión).

Me quedé impresionada al entrar en esta iglesia, que conserva sus arcadas y cristaleras, y resulta interesante subir hasta la última planta, para llegar a esos lugares de altura a los que en una iglesia “al uso” nunca podrías acceder.

Iglesia carmelita de Whitefriar Street

Por último, me he acordado de que San Valentín está en Dublín, en concreto en la iglesia carmelita de Whitefriar Street. Por desgracia me he acordado al volver de la ciudad, por lo que me quedé sin visitarla.

La Iglesia de Whitefriar Street es una de las más grandes de Dublín, y aunque poco conocida (excepto por los enamorados muy bien informados), merece la pena su visita.

En fin, aún hay muchas iglesias para visitar en Dublín con muchos atractivos, para la devoción o para la admiración, aunque hemos destacado unas cuantas para que vayáis abriendo boca y planificando el viaje y vuestras paradas.

Fuente: http://www.diariodelviajero.com/

Propina en Gran Bretaña e Irlanda

 Cuánta propina dar en Gran Bretaña e Irlanda

 

Muchas personas siempre tienen la duda de cuanto deben dejar de propina cuando van a algún restaurante u hotel, y esto mas ocurre con los turistas.Por esta razón, acá daremos algunos ejemplos de como se basa el dejar propina en Gran Bretaña e Irlanda, esperando que esto aclare sus dudas.

Dar propina en Gran Bretaña

La regla general en Gran Bretaña es: si contratas a alguien por un servicio personal, te cargarán el precio que creen que es justo y no será necesario que dejes propina.Si contratas a una empresa y su personal te asiste, entonces una propina del 10% será adecuada, y una del 15% será súper generosa.

En consecuencia, los taxistas, los conductores de vehículos, los restaurantes (pero no los pubs), las peluquerías, los hoteles, y las grandes casas de huéspedes, reciben propina.

En las pequeñas pensiones y en los pubs no es necesario dejar propina, y tampoco lo es en los toilettes, aunque cabe aclarar que en Gran Bretaña existen algunos baños públicos pagos —es decir, debes pagar para usarlos—.

¿Cuáles son las reglas para dar propina en Gran Bretaña? La discreción es una buena regla. Los británicos, especialmente los ingleses, no gustan de las grandes manifestaciones en ningún ámbito de la vida —y tampoco a la hora de recibir la propina—.

Es por ello que si puedes dejarla sobre la cama o sobre la mesa será mucho mejor. Otra opción es poner la propina junto al resto del pago y decir algo como “conserve el resto, por favor”.

O, por ejemplo, tengamos por caso un taxi que te cuesta £10 y todo lo que tienes son £20. Entonces, puedes decir al conductor: “¿Podrías darme cambio por £12?” Es un hecho: el taxista estará más que contento con una propina del 20%.

Dar propina en Irlanda

En los restaurantes, primero revisa que el servicio de mesa no esté incluido. Si lo está, generalmente, será del 12%. Si el servicio de mesa no está incluido, entonces la propina que dejes deberá estar entre el 10% y el 12%. Suele estilarse acompañar el dinero de la factura con el de la propina y entregarlo todo junto al mozo o a la camarera.A la hora de viajar en taxi por la verde Irlanda, recuerda que no es obligatorio entregar propina al conductor. No obstante, si tienes ganas de hacerlo —ya sea que el viaje a sido muy placentero, largo, o lo que sea—, una propia de €1 ó €2 será suficiente. También puedes redondear para arriba el importe total del viaje.

En los hoteles, revisa la política del servicio de habitación. Si no está incluido, puedes dejar algo a los administradores. Generalmente, un par de euros serán suficientes —dependiendo del largo de la estadía—. Recuerda dejar la propina en la misma habitación.

En las peluquerías, normalmente se dará €2 ó €3 a la persona que te haya lavado el cabello. Otorga el dinero directamente a la persona que haya hecho el trabajo dado que los cajeros podrían quedarse con lo que no les pertenece.

En los baños, no se deja propina a no ser que te encuentres en un establecimiento en el que hay un hombre o mujer proveyendo artículos de aseo —perfumes, antitranspirantes, etcétera—. Si llegas a usar alguno de estos artículos, entonces será apropiado dejar una pequeña propina.