Entradas de la etiqueta: Arquitectura

Haute-Garonne, Francia: pueblos, bastidas, castillos y mucho más

Bastidas y pequeños castillos abundan en la Haute-Garonne. Su punto común reside en la utilización del ladrillo por los constructores de la época, que, a su manera, han escrito los principios de una arquitectura que ha perdurado en el tiempo.

Las pequeñas rutas campesinas salpicadas de antiguas granjas con entramados típicos, de antiguos palomares y de viejos molinos de viento, testimonian un pasado íntimamente ligado a la cultura de la tierra. Del mismo modo, los numerosos monumentos construidos en los antiguos pueblos y bastidas fundados aquí, desde el siglo XIII, por iniciativa del Conde de Toulouse, recuerdan la historia del mítico país de Oc.

Leer más »

Gaudí también está en León: el Palacio Episcopal de Astorga

Antoni Gaudí es sinónimo de Modernismo, de una bella arquitectura adelantada a su tiempo que con su marca personal no sólo podemos encontrar en Cataluña, como vemos en el Palacio Episcopal de Astorga (León) o en el Capricho de Comillas (Cantabria).

El Palacio Episcopal de Astorga es uno de los monumentos más importantes de la Ruta Jacobea y con su aire medieval y de encantamiento, de castillo de cuento, enamora al visitante. Pertenece al período neogótico de Gaudí (1888-1898), etapa en que el arquitecto se inspiró sobre todo en el arte gótico medieval, dándole su toque tan personal.

Leer más »

Curiosidades de la Casa Batlló de Barcelona

Fachada y ventanas de Casa Batlló

Fachada y ventanas de Casa Batlló

La Casa Batlló es un edificio espectacular. Una obra de arte del arquitecto Antoni Gaudí, máximo representante del modernismo catalán, situada en el número 43 del Paseo de Gracia de Barcelona. Año tras año la visitan miles de turistas y españoles. Por eso queremos desvelaros las curiosidades Casa Batllo.

Para los fans de Gaudí, la plenitud artística de este gran artista se puede ver en la Casa Batlló. Sin duda, la culminación de esta restauración hecha a comienzos del siglo XX es su etapa más naturalista. En este periodo el arquitecto Gaudí se inspira en las formas orgánicas de la naturaleza.

Leer más »

Zamora, capital del románico: 10 monumentos a visitar

San Juan de la Puerta Nueva, Zamora

San Juan de la Puerta Nueva, Zamora. (Foto: canduela / Flickr)

Hoy vamos a recorrer la Ruta del románico zamorano visitando los monumentos románicos más emblemáticos de esta “capital del románico”. Y es que, si viajas a Zamora, te darás cuenta de que la mayoría de sus monumentos son románicos. Además de la catedral, en su casco histórico se conservan más de veinte iglesias y otros edificios civiles y militares de este estilo arquitectónico, como el castillo, las murallas, el puente sobre el río Duero, palacios y casas señoriales. ¡Es la ciudad que más edificios románicos posee ¡de toda Europa! Por ello Zamora es la capital del románico.

El románico zamorano

La principal característica del románico zamorano es que es relativamente tardío. Las construcciones datan de la segunda mitad del siglo XII y comienzos del siglo XIII, y muchas de ellas acusan ya influencias cistercienses. Y es que el siglo XII fue la época dorada de la ciudad, en la que se configuró el entramado urbano y se levantaron la gran mayoría de los monumentos, convirtiendo desde entonces a Zamora en la capital del románico.

Leer más »

Ávila y sus edificios

 Ávila y sus edificios religiosos más representativos

Además de las icónicas murallas medievales de Ávila, su imponente Catedral y palacios de todos los tamaños, existen varias iglesias y templos de gran valor arquitectónico, religioso, cultural y patrimonial en esta ciudad que vale la pena visitar.

Leer más »

Ruta del Modernismo en Barcelona

Casa Milà o La Pedrera (y algunos secretos que no conocías)

A muchos nos encanta perdernos en la ciudad. Somos urbanitas aunque disfrutemos de entornos naturales, y descubrimos formas, colores, texturas y diálogos en los perfiles de los edificios que vamos descubriendo.

Barcelona es un paraíso para los que gustamos de la arquitectura y el diseño, de ir mirando hacia arriba para maravillarnos con la imaginación y las soluciones prácticas de artistas, arquitectos y diseñadores. Hoy haremos otra escala en la Ruta del Modernismo en Barcelona en la Casa Milà también conocida como “La Pedrera”.

Leer más »

Descubriendo El Capricho de Gaudí en Comillas

Cuando oímos el nombre de Gaudí vienen a nuestra memoria imágenes de la Sagrada Familia, el Parque Güell o la Casa Batlló, pero poca gente sabe que una de las primeras obras en las que dejó su especial impronta el gran maestro catalán se encuentra fuera de las fronteras de su región natal. El Capricho de Gaudí, en Comillas, es una de sus tres únicas creaciones que puedes visitar fuera de Cataluña.

Máximo Díaz de Quijano y Fernández San Juan nació en Comillas en 1838 y decidió hacer las maletas y marcharse de un país cuyo Imperio se desintengraba a una gran velocidad. Mientras la Madre Patria agonizaba desangrada en luchas internas y permanente bancarrota, las posesiones de ultramar seguían ofreciendo oportunidades de enriquecimiento rápido a gente avezada y emprendedora.

Maximo Díaz de Quijano regresó a Comillas enriquecido y queriendo tener su propia residencia de descanso estival bien cerca del mar. Y no una cualquiera, sino una que pudiera rivalizar en belleza y diseño con el palacio del Marqués de Comillas. La hermana de Máximo Díaz era cuñada del marqués y el tema de la rivalidad familiar en España siempre ha estado presente.

El encargo fue aceptado por un joven arquitecto catalán que comenzaba a maravillar a la sociedad de la época con una visión vanguardista donde equilibraba el peso de la funcionalidad y la decoración. Su nombre era Antoni Gaudí i Cornet, era 1883 y tenía 31 años.

Pienso que hay decenas de maneras diferentes de vivir o experimentar la visita a un mismo lugar. Depende en parte del interés que tenga el visitante en el mismo pero, en mucha mayor medida, depende de la persona que te lo muestre. Carlos, el guía,  es una de esas personas entusiastas que ama su trabajo y consigue despertar el interés incluso en los visitantes más reacios a ello.

Desde el Patio de Herradura -justo enfrente de la entrada principal- Carlos nos comentaba la historia de El Capricho, sus innovadoras -para la época- características arquitectónicas y anécdotas sobre su creador y su dueño. El relato era tan intenso e interesante que hasta las nubes tan habituales parecen poner atención y abandonan su tediosa tarea de verter agua sobre Comillas.

El Capricho de Gaudí combina distintos tipos de piedra, cerámica, cristales, maderas…etc. El genio tenía todo en cuenta. Fue uno de los primeros arquitectos globales a nivel mundial.

Revistió parte del exterior de cerámica verde para que se camuflara con su entorno natural. Utilizó piedra de sillería -extraída de canterass cántabras- para las escaleras de acceso a la entrada y se preocupó en extremo por el aprovechamiento de la luz natural. Gaudí -amante de la naturaleza- sabía que estaba construyendo en una zona en la que el sol no se prodiga en demasía, así que se las ingenió para crear una disposición de las habitaciones y salas de manera que la vida de la familia que las habitaran se fuese desplazando por ellas en consonancia con el movimiento del sol en el firmamento.

El girasol, por su capacidad para orientarse hacia el astro rey, se convirtió en un icono en El Capricho. Se puede apreciar en la cerámica que cubre la fachada de la entrada principal así como en otros escondites menos obvios.

Otra de las cosas que llaman la atención son los balcones. Son pequeños y las barandillas se construyeron en hierro forjado. Sin embargo, lo más llamativo es la habilidad de Gaudí para tallar bancos de hierro formando parte de la misma barandilla.

Lo mismo ocurre con las ventanas que encontramos en la sala de estar. Utilizando un diseño creado por él mismo, al abrirse y cerrarse dan lugar a un sonido que replica al repicar lejano de campanas. El discreto sonido se pierde en el espacio creado por los altos techos, cuyos diseños son diferentes en cada una de las estancias.

Carlos no dejaba de dar explicaciones, datos, curiosidades e historia de El Capricho y la gente suele interaccionar con él. Suele comentar que es uno de los lugares más visitados por el público en toda Cantabria y él disfruta con todo tipo de visitantes pero especialmente con los grupos escolares.

En las tardes de verano puedes escuchar música jazz en los jardines y El Capricho puede ser también reservado para la organización de congresos y eventos, tanto empresariales como privados.

La última parada es en la tienda de regalos tras pasar por el comedor y el dormitorio principal. Carlos te despide en la puerta de acceso principal promentiendo que la próxima vez nos contaría las leyendas sobre fantasmas que existen en El Capricho de Gaudí, como toda buena casa aristócrata y antigua que se precie.

Gaudí comenzó la construcción de esta residencia en 1883, año en que comenzaba su obra magna: la Sagrada Familia. Las obras de más renombre de su carrera estaban aún por llegar pero arrancaba con algo espectacular.

Sitio Oficial El Capricho de Gaudí
Leído en Viajablog

¿Has visitado El Capricho de Gaudí en Comillas? ¿Qué te ha parecido? Cuéntanos tu experiencia en este lugar…

Un paseo por el techo de la Opera de Oslo

Techo de la Ópera de Oslo, NoruegaHay muchas personas aficionadas a buscar miradores para tener las mejores vistas panorámicas de los lugares que visitan. Y, por tanto, es habitual que suban a las terrazas de edificios emblemáticos en las ciudades.

Ahora bien, llegar a un edificio y, simplemente paseando, sin subir escaleras o a un ascensor, llegar hasta el techo para disfrutar de las vistas panorámicas, quizás solo es posible en la Opera de Oslo.

Este nuevo edificio icono de la capital de Noruega se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles en tu visita, tanto por su original arquitectura, como por la posibilidad de ver unas de las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

La Opera de Oslo fue inaugurada en 2008, y es el resultado del curioso diseño del estudio de arquitectura noruego Snohetta.

Está situada frente a la estación central de ferrocarril,  en el moderno barrio de Bjorvika, donde en la actualidad se están construyendo modernos edificios de oficinas que están cambiando la imagen de la ciudad en esta zona.

Situado junto al fiordo de Oslo, desde la orilla una enorme plataforma de mármol de Carrara blanco va subiendo en pendiente, y en ella se integra el moderno edificio acristalado.

Vista panorámica de Olso desde el techo de la ÓperaCuando accedes al vestíbulo de la Opera, te llamará la atención el contraste entre la madera de roble que recubre la estructura del auditorio, con las grandes fachadas de cristal que permiten la entrada de toda la luz.

El auditorio principal, con 1.350 butacas, ofrece el máximo nivel de tecnología, hasta el punto de que en cada respaldo hay una pantalla que permite ver los subtítulos de la obra que se representa en hasta ocho idiomas.

Si no tienes la oportunidad de ver alguna representación, puedes disfrutar del edificio sentándote en alguno de los bares, tanto interiores como con terraza, que son centro de atracción de los visitantes del edificio.

Pero, sobre todo, no dejes de subir al techo de la Opera por la rampa de la plataforma de piedra que circunda el edificio. Desde ahí tendrás unas magníficas vistas panorámicas de este barrio central de Oslo, así como del fiordo y las montañas que lo circundan.

Desde su inauguración, la Opera de Oslo se ha convertido en el principal centro cultural de Noruega.

Leído y galería de fotos de la Opera de Oslo en Guías Viajar

¿Sabes cuáles son los edificios más altos del mundo?

El ser humano siempre ha querido tocar el cielo. Ya a comienzos del siglo pasado las potencias económicas competían por construir el edificio más alto del mundo y con ello demostrar su supremacía. Estados Unidos sigue estando a la cabeza en cuanto a edificios altos se refiere, pero la palma se la llevan Asia y Medio Oriente, los cuales han erigido las construcciones de mayor altura que se hayan realizado hasta la fecha.

Como de si una carrera de egos se tratara, países como Emiratos Árabes, China o Estados Unidos están compitiendo por contar con el edificio más grande del mundo.

El rascacielos más alto del planeta se encuentra en Dubai, se trata del Burj Khalifa, de 818 metros. Pero este título le durará muy poco porque en 2018 se espera ver terminado el Jeddah, a orillas del Mar Muerto de nada más ni nada menos de 1 kilómetro de alto.

China ha construido 23 edificios que superan los 200 metros solo el último año, más que ningún otro país. El gigante asiático cuenta con uno de los rascacielos más altos del mundo, el World Financial Center de Shanghai con 492 metros pero en 2014 contará con el segundo más alto del mundo, la Torre Shanghai que se elevará 632 metros sobre Pudong, el centro financiero de esta ciudad.

Os dejamos con la selección de los top 5 edificios más altos del mundo:

5 – Shanghai World Financial Center: 492 metros y 101 pisos. Acabado en 2010. Arquitecto Kohn Pedersen Fox y propiedad del Grupo japonés Mori.

Shanghai WorldFinancial Center con 101 pisos es uno de los más altos de China

Es también conocido como la Katana por su forma que representa dos espadas japonesas. Su diseño causó polémica debido a que al ponerse el sol simbolizaba la bandera japonesa por lo que tuvo que ser modificado en la última etapa de construcción por los conflictos políticos entre el gobierno Chino y el Japonés.

4 – Taipei 101: Taipéi, (Taiwan). 509 metros y 106 pisos (6 subterráneos). Acabado en 2003. Arquitecto C.Y. Lee. Propiedad de Taipei Financial Center Corporation

El Taipéi 101 tiene el ascensor más veloz del mundo

El Taipei 101 está ubicado en Taipéi (Taiwan, China). Su altura le sitúa en el cuarto lugar entre los edificios más altos del mundo en su día fue el orgullo de Taiwan al superar en 50 metros a las Torres Petronas. Su ascensor es uno de los más rápidos del mundo con cerca de 17 metros por segundo.

3 – One World Trade Center: Nueva York, 541 metros y 104 plantas. Entrega en 2013. Ingeniero WSP Cantor Seinuk.

Está en fase de entrega. Se ha construido para reemplazar a las Torrres Gemelas. Se ha convertido en el edificio más alto de todo el continente americano y en el rascacielos de oficinas más alto del planeta. Debajo de las piscinas que le rodean se ha inaugurado un museo memorial de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre. El complejo contará con otros tres rascacielos también destinados a oficinas.

World Trade Center reemplaza a las Torres Gemelas

2 – Torres de Abraj Al-Bait: Arabia Saudita, 601 metros y 120 plantas. Arquitecto Dar Al-Handasah. Acabado en 2012.

Es el rascacielos más alto de Arabia Saudita. Está ubicado justo en el centro de la Meca. Sus promotores dicen que el el edificio más grande del mundo por masa. Alberga un hotel de cinco estrellas y apartamentos de viviendas de lujo. El hotel tiene una capacidad para 100 mil huéspedes, muchos de los cuales peregrinan cada año a la Meca. Además, al interior también alberga un enorme centro comercial.

En la Meca, su hotel tiene una capacidad para 100.000 huéspedes

1 – El Burj Khalifa: Dubái, 828 metros y 163 plantas. Arquitecto Skidmore, Owings and Merrill. Acabado en 2012.

Se encuentra en el Downtown Burj Khalifa de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos. Tardaron 6 años en construirlo y con sus 828 metros es el edificio más alto realizado por el hombre. El rascacielo está en medio de un complejo financiero de varias manzanas de extensión. La construcción de esta mole de hierro y hormigón y de todo el centro que le rodea tuvo un coste de 20.000 millones de dólares.

¿Te gusta subir a los edificios de altura cuando visitas ciudades? ¿A cuáles rascacielos has subido?

Fotos: Wikipedia, Flickr

Leído en: http://www.liligo.es/

Las iglesias que no puedes perderte en Dublín

Las iglesias que no puedes perderte en Dublín

St Patricks Cathedral Dublin

Dublín es una ciudad que, con el clima a favor, invita a recorrer sus calles y barrios para sumergirse en su vorágine cotidiana, pero también detenerse en sus lugares emblemáticos para conocerlos. Estas son algunas de las iglesias que no puedes perderte en Dublín.

Y digo algunas, porque hay muchas y no todas las pude conocer, pero si tuviera que escoger algunas imprescindibles, el listado sería el que sigue. Incluso, alguna de ellas ha sido reconvertida y en ella ya no se escuchan misas sino que se puede tomar un café y comprar souvenirs (bueno, esto también se puede hacer en otras…).

Catedral de San Patricio

Volveremos sobre esta iglesia dedicada al patrono de Irlanda, Saint Patrick’s Cathedral. Es la mayor de las dos catedrales de la Iglesia de Irlanda. Se construyó junto a un pozo en el que según cuenta la leyenda San Patricio bautizaba a aquellos paganos que se convertían al cristianismo.

Originalmente la catedral era una simple iglesia de madera construida el siglo V en honor a San Patricio. Fue en el siglo XII cuando la iglesia fue reconstruida en piedra. La catedral actual se construyó en el año 1200 y se finalizó en el 1270.

En los años posteriores, se han realizado una gran cantidad de renovaciones, pero se ha logrado preservar la pureza histórica del edificio. La colosal torre oeste, que fue construida en 1370, cuenta con uno de los carillones más grandes de Irlanda.

Hoy día es una delicia pasear o descansar por el parque que hay junto a ella, sobre todo, para esperar si te quedas en la puerta porque hay un oficio y se puede entrar a visitarla. Hay que asegurarse de los horarios de visita (de pago, 5’50 euros, incluida en el Dublin Pass).

Christ Church Dublin

Catedral Christ Church

La Catedral Christ Church, también conocida la Catedral de la Santísima Trinidad (Cathedral of the Most Holy Trinity) es la más antigua de las dos catedrales protestantes de Dublín (junto a la de San Patricio).

Aunque pude pasear por su exterior en varias ocasiones, y asistir atónita al inmenso repicar de sus 19 espléndidas campanas que anunciaban misa, no tuve la posibilidad de visitarla en su interior, y no será porque no lo intentamos. Pero los horarios de visita de los días festivos son muy escuetos.

Esta catedral también comenzó siendo un pequeño templo de madera creado por el rey vikingo Sitric en el año 1038. Posteriormente, en el siglo XII comenzó la construcción de la actual iglesia de piedra. La catedral fue restaurada en su práctica totalidad en el siglo XIX y, aunque se trató de conservar al máximo su aspecto medieval, la iglesia sufrió muchos cambios.

Bajo la iglesia se sitúa una enorme cripta del siglo XII que constituye la estructura más antigua de Dublín que aún se mantiene en pie. En ella se pueden ver algunas exposiciones además de tomar algo en una cafetería que sorprende al visitante.

De su exterior destaca un pequeño puente, construido en 1870, que comunica la catedral con Synod Hall, el lugar en el que se encuentra el museo de exposiciones vikingas de “Dublinia“, otra de nuestras asignaturas pendientes en Dublín.

Iglesia de San Michan

La Iglesia de San Michan se fundó alrededor en el siglo XI como capilla para la colonia danesa que se asentaba en este territorio. Durante alrededor de cinco siglos fue la única iglesia que existió en la orilla norte del río Liffey y en la actualidad es la única que queda de origen vikingo a este lado del río.

La iglesia fue reconstruida por completo en 1685 otorgándole su apariencia actual. Su fachada es sobria, su interior humilde, y es bastante pequeña. Destaca el órgano tallado en madera fina, uno de los mas más antiguos de Dublín (1724). No obstante, hay algo que hace a esta iglesia más peculiar y capaz de inspirar a Bram Stoker para escribir su célebre “Drácula”.

El punto más importante de la Iglesia de San Michan está debajo del suelo. A lo largo de los túneles de piedra de la cripta se reparten numerosas cámaras funerarias. La peculiaridad es que los ataúdes de los difuntos están abiertos y se puede ver los restos humanos totalmente semi-momificados y arenosos.

Entre las momias destacan la de una monja con 400 años de antigüedad, la de un hombre al que le faltan las manos (probablemente un ladrón) y los pies o la de un cruzado al que se le partió en dos para que entrara en el ataúd… ¿No da escalofríos?

La entrada a esta iglesia es gratis y se pueden hacer visitas guiadas por 3’5 euros.

Oficina turismo

La iglesia se Saint Andrew, Oficina de Turismo

Esta no será la iglesia más bonita que conozco, pero sin duda sí es una Oficina de Turismo impresionante. Si deseas tener la información más completa, coger mapas y folletos, comprar tus pases para transportes y visitar la ciudad, tomarte un café o llevarte algún souvenir, te recomiendo que lo hagas en la Oficina de Turismo de la calle Suffolk, ubicada en la antes iglesia de Saint Andrew.

El edificio actual se construyó en 1860, cuando la antigua iglesia de 1665 se quemó. La iglesia fue restaurada y adquirida por el Ayuntamiento recientemente, que la ha convertido muy acertadamente en Oficina de Información turística de la ciudad, con una cafetería en la segunda planta (y acceso a wifi gratis, todo hay que decirlo, ya que no era fácil en Dublín encontrar una conexión).

Me quedé impresionada al entrar en esta iglesia, que conserva sus arcadas y cristaleras, y resulta interesante subir hasta la última planta, para llegar a esos lugares de altura a los que en una iglesia “al uso” nunca podrías acceder.

Iglesia carmelita de Whitefriar Street

Por último, me he acordado de que San Valentín está en Dublín, en concreto en la iglesia carmelita de Whitefriar Street. Por desgracia me he acordado al volver de la ciudad, por lo que me quedé sin visitarla.

La Iglesia de Whitefriar Street es una de las más grandes de Dublín, y aunque poco conocida (excepto por los enamorados muy bien informados), merece la pena su visita.

En fin, aún hay muchas iglesias para visitar en Dublín con muchos atractivos, para la devoción o para la admiración, aunque hemos destacado unas cuantas para que vayáis abriendo boca y planificando el viaje y vuestras paradas.

Fuente: http://www.diariodelviajero.com/