Entradas de la etiqueta: Arquitectura

Ruta por el románico en la Val d’Aran

Si aún no las conoces, seguro que has oído hablar de las iglesias románicas del Valle de Boi en los Pirineos de Cataluña, entre las que Sant Climent de Taüll es la joya más insigne y conocida. Pero te diremos que en el cercano Val d’Aran el arte románico también ha dejado importantes huellas que bien merece la pena descubrir en una ruta en coche por esa zona de los Pirineos en la provincia de Lleida.

La Val d’Aran es bien conocido por sus grandes paisajes de montaña, su famosa estación de esquí de Baqueira Beret y también por sus bonitos pueblos con una muy homogénea arquitectura rural.

Leer más »

Sepúlveda y Ayllón. El pasado glorioso de Castilla te espera en Segovia

Hubo un tiempo en el que Castilla era el centro del mundo, un tiempo en el que sus pueblos más ricos hacían honor a tanta gloria con bellas edificaciones acordes con su prosperidad.  Algunos de estos pueblos han mantenido casi intacto su encanto atemporal, huella de su esplendor pasado. A una media hora el uno del otro, los pueblos de Sepúlveda y Ayllón te esperan en Segovia para asombrarte y transportarte a un memorable pasado.

Leer más »

El País Cátaro

Carcassone (Foto: Snarbolok Hiru / Flickr)

El departamento francés del Aude tiene como marca turística el País Cátaro. Aunque los cátaros estuvieron presentes en muchos lugares, jugaron un papel importante en el Aude y su capital, Carcassone, aunque queden pocos restos de su presencia.

El País Cátaro no existe hoy en día ni tampoco ha existido jamás. De hecho, ni siquiera corresponde con un territorio histórico, sino que es la marca turística que ha desarrollado el Aude, un departamento francés del Languedoc-Roussillon. El catarismo fue una confesión cristiana que se deasrrolló en la Edad Media, entre los siglos X y XIV no solo en esta zona francesa, sino en diferentes puntos de Europa.

Leer más »

Haute-Garonne, Francia: pueblos, bastidas, castillos y mucho más

Bastidas y pequeños castillos abundan en la Haute-Garonne. Su punto común reside en la utilización del ladrillo por los constructores de la época, que, a su manera, han escrito los principios de una arquitectura que ha perdurado en el tiempo.

Las pequeñas rutas campesinas salpicadas de antiguas granjas con entramados típicos, de antiguos palomares y de viejos molinos de viento, testimonian un pasado íntimamente ligado a la cultura de la tierra. Del mismo modo, los numerosos monumentos construidos en los antiguos pueblos y bastidas fundados aquí, desde el siglo XIII, por iniciativa del Conde de Toulouse, recuerdan la historia del mítico país de Oc.

Leer más »

Gaudí también está en León: el Palacio Episcopal de Astorga

Antoni Gaudí es sinónimo de Modernismo, de una bella arquitectura adelantada a su tiempo que con su marca personal no sólo podemos encontrar en Cataluña, como vemos en el Palacio Episcopal de Astorga (León) o en el Capricho de Comillas (Cantabria).

El Palacio Episcopal de Astorga es uno de los monumentos más importantes de la Ruta Jacobea y con su aire medieval y de encantamiento, de castillo de cuento, enamora al visitante. Pertenece al período neogótico de Gaudí (1888-1898), etapa en que el arquitecto se inspiró sobre todo en el arte gótico medieval, dándole su toque tan personal.

Leer más »

Curiosidades de la Casa Batlló de Barcelona

Fachada y ventanas de Casa Batlló

Fachada y ventanas de Casa Batlló

La Casa Batlló es un edificio espectacular. Una obra de arte del arquitecto Antoni Gaudí, máximo representante del modernismo catalán, situada en el número 43 del Paseo de Gracia de Barcelona. Año tras año la visitan miles de turistas y españoles. Por eso queremos desvelaros las curiosidades Casa Batllo.

Para los fans de Gaudí, la plenitud artística de este gran artista se puede ver en la Casa Batlló. Sin duda, la culminación de esta restauración hecha a comienzos del siglo XX es su etapa más naturalista. En este periodo el arquitecto Gaudí se inspira en las formas orgánicas de la naturaleza.

Leer más »

Zamora, capital del románico: 10 monumentos a visitar

San Juan de la Puerta Nueva, Zamora

San Juan de la Puerta Nueva, Zamora. (Foto: canduela / Flickr)

Hoy vamos a recorrer la Ruta del románico zamorano visitando los monumentos románicos más emblemáticos de esta “capital del románico”. Y es que, si viajas a Zamora, te darás cuenta de que la mayoría de sus monumentos son románicos. Además de la catedral, en su casco histórico se conservan más de veinte iglesias y otros edificios civiles y militares de este estilo arquitectónico, como el castillo, las murallas, el puente sobre el río Duero, palacios y casas señoriales. ¡Es la ciudad que más edificios románicos posee ¡de toda Europa! Por ello Zamora es la capital del románico.

El románico zamorano

La principal característica del románico zamorano es que es relativamente tardío. Las construcciones datan de la segunda mitad del siglo XII y comienzos del siglo XIII, y muchas de ellas acusan ya influencias cistercienses. Y es que el siglo XII fue la época dorada de la ciudad, en la que se configuró el entramado urbano y se levantaron la gran mayoría de los monumentos, convirtiendo desde entonces a Zamora en la capital del románico.

Leer más »

Ávila y sus edificios

 Ávila y sus edificios religiosos más representativos

Además de las icónicas murallas medievales de Ávila, su imponente Catedral y palacios de todos los tamaños, existen varias iglesias y templos de gran valor arquitectónico, religioso, cultural y patrimonial en esta ciudad que vale la pena visitar.

Leer más »

Ruta del Modernismo en Barcelona

Casa Milà o La Pedrera (y algunos secretos que no conocías)

A muchos nos encanta perdernos en la ciudad. Somos urbanitas aunque disfrutemos de entornos naturales, y descubrimos formas, colores, texturas y diálogos en los perfiles de los edificios que vamos descubriendo.

Barcelona es un paraíso para los que gustamos de la arquitectura y el diseño, de ir mirando hacia arriba para maravillarnos con la imaginación y las soluciones prácticas de artistas, arquitectos y diseñadores. Hoy haremos otra escala en la Ruta del Modernismo en Barcelona en la Casa Milà también conocida como “La Pedrera”.

Leer más »

Descubriendo El Capricho de Gaudí en Comillas

Cuando oímos el nombre de Gaudí vienen a nuestra memoria imágenes de la Sagrada Familia, el Parque Güell o la Casa Batlló, pero poca gente sabe que una de las primeras obras en las que dejó su especial impronta el gran maestro catalán se encuentra fuera de las fronteras de su región natal. El Capricho de Gaudí, en Comillas, es una de sus tres únicas creaciones que puedes visitar fuera de Cataluña.

Máximo Díaz de Quijano y Fernández San Juan nació en Comillas en 1838 y decidió hacer las maletas y marcharse de un país cuyo Imperio se desintengraba a una gran velocidad. Mientras la Madre Patria agonizaba desangrada en luchas internas y permanente bancarrota, las posesiones de ultramar seguían ofreciendo oportunidades de enriquecimiento rápido a gente avezada y emprendedora.

Maximo Díaz de Quijano regresó a Comillas enriquecido y queriendo tener su propia residencia de descanso estival bien cerca del mar. Y no una cualquiera, sino una que pudiera rivalizar en belleza y diseño con el palacio del Marqués de Comillas. La hermana de Máximo Díaz era cuñada del marqués y el tema de la rivalidad familiar en España siempre ha estado presente.

El encargo fue aceptado por un joven arquitecto catalán que comenzaba a maravillar a la sociedad de la época con una visión vanguardista donde equilibraba el peso de la funcionalidad y la decoración. Su nombre era Antoni Gaudí i Cornet, era 1883 y tenía 31 años.

Pienso que hay decenas de maneras diferentes de vivir o experimentar la visita a un mismo lugar. Depende en parte del interés que tenga el visitante en el mismo pero, en mucha mayor medida, depende de la persona que te lo muestre. Carlos, el guía,  es una de esas personas entusiastas que ama su trabajo y consigue despertar el interés incluso en los visitantes más reacios a ello.

Desde el Patio de Herradura -justo enfrente de la entrada principal- Carlos nos comentaba la historia de El Capricho, sus innovadoras -para la época- características arquitectónicas y anécdotas sobre su creador y su dueño. El relato era tan intenso e interesante que hasta las nubes tan habituales parecen poner atención y abandonan su tediosa tarea de verter agua sobre Comillas.

El Capricho de Gaudí combina distintos tipos de piedra, cerámica, cristales, maderas…etc. El genio tenía todo en cuenta. Fue uno de los primeros arquitectos globales a nivel mundial.

Revistió parte del exterior de cerámica verde para que se camuflara con su entorno natural. Utilizó piedra de sillería -extraída de canterass cántabras- para las escaleras de acceso a la entrada y se preocupó en extremo por el aprovechamiento de la luz natural. Gaudí -amante de la naturaleza- sabía que estaba construyendo en una zona en la que el sol no se prodiga en demasía, así que se las ingenió para crear una disposición de las habitaciones y salas de manera que la vida de la familia que las habitaran se fuese desplazando por ellas en consonancia con el movimiento del sol en el firmamento.

El girasol, por su capacidad para orientarse hacia el astro rey, se convirtió en un icono en El Capricho. Se puede apreciar en la cerámica que cubre la fachada de la entrada principal así como en otros escondites menos obvios.

Otra de las cosas que llaman la atención son los balcones. Son pequeños y las barandillas se construyeron en hierro forjado. Sin embargo, lo más llamativo es la habilidad de Gaudí para tallar bancos de hierro formando parte de la misma barandilla.

Lo mismo ocurre con las ventanas que encontramos en la sala de estar. Utilizando un diseño creado por él mismo, al abrirse y cerrarse dan lugar a un sonido que replica al repicar lejano de campanas. El discreto sonido se pierde en el espacio creado por los altos techos, cuyos diseños son diferentes en cada una de las estancias.

Carlos no dejaba de dar explicaciones, datos, curiosidades e historia de El Capricho y la gente suele interaccionar con él. Suele comentar que es uno de los lugares más visitados por el público en toda Cantabria y él disfruta con todo tipo de visitantes pero especialmente con los grupos escolares.

En las tardes de verano puedes escuchar música jazz en los jardines y El Capricho puede ser también reservado para la organización de congresos y eventos, tanto empresariales como privados.

La última parada es en la tienda de regalos tras pasar por el comedor y el dormitorio principal. Carlos te despide en la puerta de acceso principal promentiendo que la próxima vez nos contaría las leyendas sobre fantasmas que existen en El Capricho de Gaudí, como toda buena casa aristócrata y antigua que se precie.

Gaudí comenzó la construcción de esta residencia en 1883, año en que comenzaba su obra magna: la Sagrada Familia. Las obras de más renombre de su carrera estaban aún por llegar pero arrancaba con algo espectacular.

Sitio Oficial El Capricho de Gaudí
Leído en Viajablog

¿Has visitado El Capricho de Gaudí en Comillas? ¿Qué te ha parecido? Cuéntanos tu experiencia en este lugar…