Un paraíso de agua y de sal

Laguna de TorreviejaHoy te invitamos a descubrir un paraíso natural diferente de agua y de sal, de vida y biodiversidad: el Parque Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, en Alicante. Sol y cielo, agua y sal, rosa y verde… Así es el este parque natural , un espacio natural protegido de dos lagunas saladas separadas por un anticlinal, conocido como el Chaparral. La primera laguna es la rosa, donde se localiza la conocida explotación salinera torrevejense, y contrasta con la laguna de La Mata, de intenso color esmeralda. 

El Centro de Interpretación del parque natural de las lagunas de La Mata y Torrevieja es el punto de partida de rutas y excursiones y donde informarse de este paraje tan peculiar. Para los amantes de los paseos relajados, de la naturaleza y del aire puro, este parque natural es la opción perfecta.

Las lagunas de La Mata y Torrevieja, situadas en la comarca de la Vega Baja del Segura, ocupan parte de los términos municipales de Guardamar del Segura, Torrevieja, Los Montesinos y Rojales. Junto con los parques naturales de El Hondo y las Salinas de Santa Pola, forman un triángulo de humedales de una importancia crucial para el desarrollo de los ciclos  biológicos de numerosas especies que lo utilizan tanto en sus migraciones como en su nidificación o invernada.

El Parque lo componen dos lagunas separadas entre sí por un anticlinal llamado el Chaparral. Un canal une ambas depresiones que, además, están comunicadas de forma artificial con el mar por medio de otros dos canales conocidos como los acequiones, conformando así una unidad de explotación salinera.

El parque tiene una superficie de 3.700 hectáreas. De ellas, 2.100 son láminas de agua, mientras que el resto corresponde a las redondas, 1.400 hectáreas la laguna de Torrevieja y 700 la de La Mata. Un conjunto de ramblas y barrancos de régimen intermitente vierten sus aguas a esta cuenca, especialmente a la laguna de Torrevieja, debido a su cercanía con la Sierra de San Miguel de Salinas.

Las lagunas de La Mata y Torrevieja se utilizaban ya en 1321, fecha en que fueron cedidas por la Corona a la ciudad de Orihuela con la condición de que no fuesen enajenadas. Más tarde, en 1389, la propia Corona concedió a la misma población la posibilidad de transformar la laguna de Torrevieja en albufera con el fin de explotar la pesca, pero la construcción del Acequión que la comunicaba con el mar se demoró casi un siglo, y fue en 1482, cuando se comprobó la inviabilidad del proyecto, al no entrar los peces en la laguna por la elevada salinidad de sus aguas. Orihuela renunció a la donación real por este motivo.

Una Real Orden declaró en 1759 la reversión de la propiedad de ambas lagunas al Estado. Pocos años después se llevaron a cabo las primeras pruebas de extracción de sal en la laguna de La Mata. La explotación salinera comenzó tras observarse la buena calidad del producto y todavía continúa.

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Compártela!

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*