Razones para enamorarte de las Merindades, Burgos

Aunque más adelante profundizaremos en todo lo que hay que ver y hacer por Merindades (Burgos), queremos darte 10 razones para visitar y enamorarte de esta preciosa comarca.

Entre las Merindades y la comarca de La Bureba se forjó a principios del siglo VII el Condado de Castilla. Fruto de la Historia encontramos hoy maravillosos pueblos medievales, iglesias románicas y numerosos escudos que aún decoran las fachadas de grandes casonas nobiliarias.

Los amantes de la naturaleza encontrarán en Merindades un paisaje único, de elevados riscos, bosques, cascadas y saltos de agua. Merindades merece mucho la pena. ¿No lo crees? Sigue atento a estas 10 recomendaciones…

Razones para visitar Las Merindades

Vamos a darte 10 razones, pero seguro que hay muchas más. Tendrás que visitar Las Merindades para descubrirlas.

1. Pueblos medievales con historia

Muchas de las poblaciones que se asientan en Merindades tienen su origen medieval. Véase el caso de Frías, un pequeño pueblo amurallado con hermosas “casas colgadas” que no supera los 600 habitantes, pero que aún conserva el título de ciudad. De hecho Frías, es la “ciudad” más pequeña de Europa.

Destacamos por su gran valor artístico histórico localidades como: Espinosa de los Monteros, Medina de Pomar, Frías, Puentedey y Oña; Pero hay muchas más, que aún siendo pequeñas, poseen construcciones de singular belleza.

2. Cascadas y saltos de agua

Las Merindades es sobretodo naturaleza. Una comarca norteña definida principalmente por el montañoso, verde y húmedo mundo cantábrico. Junto a los valles más verdes y los bosques más umbríos y silenciosos se localizan los riscos más desafiantes, las montañas más aisladas y las cascadas más altas y caudalosas. Algunas de estas cascadas y saltos de agua solo pueden verse en época deshielo, así que si te apetece contemplarlo, te recomendamos viajar allí al llegar la primavera. 

Entre las cascadas más espectaculares se encuentra el Salto del Nervión, que saltando desde Burgos, cae en la provincia de Bilbao, pero también hay otras maravillosas cascadas como la de Pedrosa de la Tobalina, la de Peñaladros o el nacimiento del río Cadagua. Muchos de estos saltos de agua fluctúan su caudal según las precipitaciones, por lo que no siempre son tan impresionantes.

3. Paisajes y naturaleza

Estamos en una conjunción de valles creados por glaciares hace millones de años que en su deshielo originaron un gigantesco y variado mosaico de ecosistemas y paisajes naturales. El lugar es ideal para olvidarse de los agobios de la agitada vida urbana y descubrir a cada paso impresionantes barrancos, cortes y desfiladeros. Un paraíso también para los amantes de las actividades ecuestres y para los entusiastas de los deportes de aventura.

Seguir leyendo y más fotografías… -> Destino Castilla y León

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
*