Los pueblos más curiosos de España

Júzcar, Málaga

Júzcar (Málaga), el «Pueblo Pitufo»

A veces buscamos nuevas experiencias lejos de nuestras fronteras, cruzamos el océano en busca de nuevos y espectaculares destinos, pero dejamos atrás, casi en el olvido, infinidad de espacios que merecen la pena ser visitados. Y es que no hay nada más satisfactorio que recorrer nuestro país, España, y descubrir que el paraíso puede estar muy cerca…

¿Qué te parece si nos vamos de ruta rural? Coge la cámara de fotos porque seguro que nunca hubieras imaginado que hay pueblos como los que hoy os presentamos…

1. Setenil de las Bodegas, un pueblo bajo una roca

En Setenil de las Bodegas, Cádiz, han decidido aprovechar bien el espacio. De esta forma parece que una enorme roca está a punto de desmoronarse y aplastar a las casas del pueblo. El origen se dice que es que el río Guadalporcún modeló un impresionantes tajo a su paso por la zona.

2. Olite, el pueblo con un castillo de cuento

Si quieres ver un castillo como los que aparecen en los cuentos de hadas tienes que acercarte a Olite. Su Palacio Real, de estilo gótico, tiene un aspecto que te enamora no solo por su apariencia, fruto de una construcción más centrada en los detalles estéticos que en los defensivos, sino también por su historia. Construido durante el reinado de Carlos III, fue uno de los más bellos de Europa en su momento, aunque en la actualidad sigue teniendo su encanto.

3. Ronda, un pueblo al borde del abismo

Situado en la serranía de Ronda, este pueblo que lleva el mismo nombre está asentado en una meseta cortada abruptamente por la erosión del río Guadalevín. El centro histórico se asoma al abismo ofreciendo unas vistas panorámicas inolvidables. Ideal para pasear al atardecer.

4. Cudillero, un pueblo de postal

Cudillero, en Asturias, se inserta en un paisaje abrupto salpicado de casas coloridas que miran al mar, playas solitarias, tranquilidad plena y un estilo de vida por y para el el mar desde hace siglos. Cudillero es sin duda uno de esos lugares en los que perderse es un verdadero placer y privilegio.

5. Júzcar, el pueblo azul

La idea nació hace un par de años como una acción promocional de la película “Los Pitufos”, pero al final el color azul va a seguir siendo una marca de identidad de Júzcar, en Málaga, en el Alto Valle del Genal. Y es que desde que Sony convirtiera a esta localidad en el ‘Pueblo Pitufo‘ 215.000 personas han visitado sus calles. ¿Te animas?

6. Besalú, un pueblo medieval

En la comarca de la Garrotxa está Besalú, un pequeño pueblo que parece haberse quedado atrapado en otra época, en la medieval. Lo más destacado es su casco antiguo y el puente sobre el río Fluviá, pero su entorno también lo hacen especial. Si estás por la zona no dudes en acercarte, te impresionará.

7.  La Alberca, el pueblo más fotogénico

Vestigios de las culturas judaica, islámica y cristiana se funden en esta villa de Salamanca que ofrece una auténtica fusión con la tranquilidad, la historia y la naturaleza. Su laberínticas calles, sus casas de piedra, sus balcones de madera llenos de flores, y sus plazas y fuentes hace de este lugar un lugar ideal para una escapada de fin de semana donde las mejores fotos no serán de los que la visitan sino del entorno que los rodea.

8. Cadaqués, el pueblo con arte

Es un lugar bohemio y poblado por artistas, con un entorno tranquilo que supo amar Salvador Dalí, uno de sus residentes más famosos. Museos, galerías de arte, torres o antiguos faros son sólo algunos de los atractivos turísticos de este pueblecito mediterráneo perdido en la Costa Brava.

Leído en el blog de eDreams

Si te ha gustado, compártelo! Y si quieres estar al tanto de las propuestas que te presentamos… suscríbete al Boletín Navartur

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*