Birdwatching en Castilla y León

El “birdwatching” – la observación de aves – va cogiendo fuerza e interés entre aquellos que buscan una oferta de turismo diferente, más natural, didáctica y sostenible. Si aún no has practicado esta modalidad te diremos que tiene algo de especial y que no se comprende hasta que no se está en el medio natural, con tus binoculares y cámara fotográfica preparados y en absoluto silencio, mimetizado con los árboles o campos de cereal a la espera de que algún ave posen para ti. Un verdadero espectáculo cada vez más demandado por alemanes, franceses e ingleses que viajan a la península para avistar aves únicas en nuestro país.

Castilla y León forma parte del proyecto europeo de cooperación interregional Wolf, wilde life&farmers entre Estonia y España, para la observación de animales. Además, el Proyecto Trino está trabajando para promocionar la observación de aves en la comunidad, facilitando talleres gratuitos online para los cada vez más apasionados por esta actividad y disponiendo en el medio natural de pequeños observatorios para el avistamiento de aves.

Queremos proponerte 10 lugares para avistar aves en Castilla y León. No porque no existan más, ya que es tan solo una selección de las muchas combinaciones posibles. ¡Qué los disfrutes!

Lugares para avistar aves en Castilla y León

1. Los hayedales del Valle de Laciana, León

El Valle de Laciana es un espacio poco conocido del norte de León, que hace frontera con Asturias. En esta zona natural y montañosa, entre hayedos y robledales encontramos aves tan curiosas como el Halcón abejero, el urogallo, la chocha perdiz, el pito negro, pico mediano o el mosquitero musical. Sólo por pasear por sus bosques y descubrir la zona, bien merece la visita, aunque acompañado por un guía experto, la experiencia se vuelve inolvidable.

2. Lagunas de Villafáfila, Zamora

Durante muchos años, las lagunas de Villafáfila han sido la meca de los apasionados por el birdwatching. De hecho, no hace falta ser un experto para acercarte hasta allí y descubrir aves tan curiosas como el ánsar común, la cerceta común, el ánade real, el pato cuchara, la grulla común, la cigüeñuela, el  combatiente, el archibebe común y la avefría. Algunas de estas aves son migratorias que hacen parada obligada para beber agua de las lagunas y retomar fuerzas. Las verás siempre junto a las lagunas, no hace falta buscarlas, allí están formando un auténtico espectáculo.

3. Embalse de la Cuerda del Pozo, Soria

Los embalses como la Cuerda del Pozo en Soria son un verdadero atractivo para especies como el ánade real, el somormujo lavanco, el pato colorado, el porrón común o la focha común, donde encuentran alimento de forma fácil y pueden dedicarse a lo que más les gusta, chapotear y divertirse en el agua. Coje tus prismáticos, es de lo más divertido verlas disfrutar en su hábitat.

4. Las riberas de Castronuño, Valladolid

Bajo la muela, elevación del terreno sobre el río Duero a su paso por la localidad de Castronuño (Valladolid) se encuentra la Casa del Parque del Espacio Natural protegido “Las Riberas de Castronuño”. Allí puedes observar las aves que habitan el río desde una webcam en vivo conectada las 24 horas. Además te explicarán cuáles son las principales especies del Parque y, si el tiempo acompaña, podrás recorrer los senderos que bordean el río rehabilitados recientemente y ver las aves a un paso de ti.

5. Hoces del Río Duratón, Segovia

Cuando el río Duratón transcurre por terrenos con sustratos erosionables, se forman espectaculares paisajes de hoces y elevados cañones. Las oquedades de estos cañones son el hábitat ideal para aves rupícolas como el buitre leonado, el alimoche, la cigüeña negra, el halcón peregrino, el roquero solitario o la chova piquirroja. De hecho, las Hoces del Río Duratón son a día de hoy uno de los espacios con mayor concentración de buitres leonados de toda Europa.

-> Seguir leyendo…

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*