Un fin de semana de vino y cultura en La Rioja

Si has elegido La Rioja para pasar un fin de semana o si estás pensando en ello, aquí van unas sugerencias para aprovechar tu tiempo y conocer lo fundamental de esta comunidad que tiene tanto para ofrecer

Viernes:

Si llegas a La Rioja el viernes por la tarde, visita las calles Laurel o San Juan en Logroño o la Calle de la Herradura en Haro. Probar las especialidades de cada bar, junto con el Rioja de la casa es la mejor forma de comenzar la visita a La Rioja y conocer la cultura del vino.

Sábado:

El sábado puedes comenzar con una visita al Museo vivanco de la Cultura del Vino, situado en Briones. Aquí conocerás los métodos de elaboración, la fabricación de barricas, botellas, el transporte, los vinos del mundo, la historia del vino y, sobre todo, la amplia cultura que el vino ha producido en el mundo, desde los egipcios a modernos Picassos.

Tras esta visita, te sugerimos realizar un curso de Cata en el propio museo o en otros lugares por toda La Rioja: la Cofradía del Vino de Rioja, El Consejo Regulador, bodegas y asociaciones ofrecen estos cursos, algunos muy completos y con diplomas acreditativos.

Si lo que deseas es conocer el proceso de elaboración más de cerca puedes acercarte a una de las cien bodegas que abren sus puertas a público turístico. Conociendo su forma de elaboración y sus vinos, conseguirás disfrutar más de este producto riojano. 

Cuando haga tu parada para comer, no dudes en probar las chuletillas al sarmiento o las patatas con chorizo, platos típicos de la cocina riojana que puedes degustarse en muchos de los restaurantes y en algunas bodegas. También podrás descubrir la nueva cocina riojana, clásicos renovados que sorprenden en su presentación y satisfacen en sus sabores. 

Tras la comida, te recomendamos otra forma de conocer la cultura del vino, actividades entre viñedos: a pie, en bici, a caballo e incluso en piragua por el Ebro o en globo sobre los viñedos podrás conocer las diferentes variedades de uva y las estrictas normas que rigen la viticultura en la Denominación de Origen Rioja. 

Para terminar el día llévate un tesoro: una botella de Rioja especialmente elegida ahora que lo sabes todo sobre este vino mundialmente famoso o una bota de vino realizada a mano por un artesano riojano.

Domingo:

Para el domingo te sugerimos una visita cultural única: Los monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad. 

En el Monasterio de Suso, el más antiguo, situado entre montes, los eremitas del Medievo escribieron en sus scriptorium las primeras palabras en castellano.

El Monasterio de Yuso, más grande y rico, acoge en su interior el aula de la lengua castellana y una gran biblioteca única. 

De camino hacia San Millán pasarás por Berceo, la localidad cuna de Gonzalo de Berceo, el primer poeta de la lengua castellana. 

Desde San Millán te recomendamos una visita a Santo Domingo de la Calzada. No dejes de visitar su Catedral en la que podrás ver la tumba del santo y un gallinero ¡dentro de la propia iglesia! Pregunta por el milagro del gallo y la gallina y descubrirás el por qué. No dejes de pasear por sus calles y tómate un descanso en el Parador de Turismo, antiguo Hospital de peregrinos. 

Seguro que a tu paso ves muchos lugares que merecen una parada, tómatelo con tiempo. Para y disfruta del paisaje, de las gentes y de la hospitalidad riojana.

Si no te da tiempo a hacerlo todo, no te preocupes, La Rioja está muy cerca y estarán encantados de que vuelvas. 

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*